sábado, 17 de marzo de 2007

El alcohol y la fiesta casi acaban con la vida de la actriz Lindsay Lohan


Estrellas de Hollywood pusieron a Lindsay Lohan en la “lista negra” del cine

Tras asumir públicamente su adicción al alcohol, la actriz está con su reputación por el suelo.

Importantes figuras ya avisaron a sus representantes que no participarán en ninguna producción donde esté ella. ¿Quiénes le dieron la espalda?

Lindsay Lohan está con su reputación por los suelos en Hollywood. Grandes actores como Jack Nicholson y Morgan Freeman ya avisaron a sus representantes que no participarán de ninguna producción en la que Lindsay forme parte del elenco.

De acuerdo con la revista Twist, esos grandes actores decidieron vetar a Lohan porque ella no pasa de una ‘celebridad boba’ que causa vergüenza a sus colegas de profesión.

Además de los actores, también los miembros de Alcohólicos Anónimos están incomodados con la actriz. Las reuniones que deberían ser secretas se convirtieron en un tumulto y confusión después que ella admitió que acudía a ellas regularmente.

Integrante del elenco de “Noches mágicas de la radio”, la última película de Robert Altman, Lindsay Lohan se convirtió en los últimos años en una de las celebridades que más cobertura mediática consiguieron, gracias a excesos y escándalos que ella misma parece fomentar.

La actriz estuvo internada durante un mes en la clínica Wonderland Center, en West Hollywood- “Yo estaba muy enferma- Llegué a ser hospitalizada y me dijeron que si no paraba de beber me iba a perder la vida”, dijo consternada.

La actriz Lindsay Lohan, de 20 años, considera que haberse internado en una clínica de rehabilitación le ha salvado la vida, pues haber continuado esa vida descontrolada de fiestas y bebida la hubiera llevado a la muerte en poco tiempo.

La actriz de Georgia Rule estuvo internada durante un mes en la clínica Wonderland Center, en West Hollywood, donde se rehabilitó del uso de alcohol y otros fármacos


“Yo estaba muy enferma. Llegué a ser hospitalizada y me dijeron que si no paraba de beber me iba a morir. Necesité que me dijeran eso para hacer algo por mí”, señaló Lohan.
A inicio de 2007, Lindsay estuvo internada un par de días en un hospital de Los Angeles. Mientras su representante aseguraba que la artista se había sometido a una operación para retirarle el apéndice, varios medios aseguraron que Lohan padece de una enfermedad hepática degenerativa, causada por años de descontrol en su manera de beber.
Regresar a http:www.bersoa.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario